Descripción de mi musa.

por Vough

Me puedes. Completas mi esencia. Eres mis piernas, mi sostén. Eres los pasos que permiten desplazarme por las mañanas y continuar sobreviviendo un día más. Eres la sal de mis lágrimas, las conformas, eres componente esencial de las mismas. Eres aquellas miradas que brillan y son visibles a través de las nubes un día sin sol. Eres mis deseos fervientes, los más secretos, los más ocultos, los más felices. Eres mi orientación y mi brújula, das dirección a mi extraviado navío, perdido tras la indómita niebla del desasosiego. Eres la inverosimilitud con que mis ojos respiran el día en que no estás. Eres esa tenue vela, que sabe iluminar el sinuoso camino de mi destino y no me deja caer. Eres aquella sonrisa que supiste arrancar de mi entristecido ánimo; enriquecístelo. Eres mi lector, siendo yo tu libro; permitiéndote leerme, sabes cómo ir rasgando el borde de mis páginas, tan dulce, tan suave, siempre tan atenta y enloquecida por examinar mis letras, mis nuevos capítulos. Luego, al caer la sombra, me cierras y observas con abrasante dulzura el dorso que me mantiene unido a mis intrínsecas hojas. Eres mi domadora, mi maestra; sabiendo domesticarme, crecí un poco más gracias a ti. Eres mi alimento, sabes nutrirme; eres mi educación, sabes enseñarme; eres mis modales, sabes hacerme comportar. Eres lo que nunca me esperé de alguien hacia mí, porque creo haber hecho nada para merecérmelo. Eres lo que me puedes, porque más no lo es, ni lo sería. Eres mi caramelo, siendo yo tu niño encaprichado por él, insisténdole a mi madre que me lo compre. Eres mi confianza, porque me defines. Eres el oído que necesito que me escuche, no cualquier oído. Eres el cemento de mis cimientos: firme. Eres la representación de un sentimiento inconmensurable que me provocas. Eres mi poeta, porque yo soy sólo letras escritas por tu formidable elocuencia. Eres mi anhelado éxito aún no logrado. Eres mi desafío en vida. Eres la imprescriptibilidad con la que trabaja mi reloj, manejas esas manecillas. Eres mi calendario, determinas mis días. Eres casi todo. Lo eres. Tú lo sabes, y me puedes.

Anuncios